DANGEROUS MINDS

En base a todos los documentos teóricos  que se han consultado durante esta investigación  referidos a las bandas latinas, podemos considerar que estas son percibidas como un elemento típico y propio en las grandes ciudades españolas, como en este caso Madrid.

Siguiendo los planteamientos de  (Andrade, 2008), los jóvenes latinoamericanos salen de sus países prácticamente obligados por sus padres, ya que estos opinan que en países desarrollados les pueden ofrecer una vida mejor a sus hijos. Sin embargo no tienen en cuenta que los menores llevaban mucho tiempo sin verlos, lo cual les provoca desconocimiento y rechazo hacia sus padres. En la mayoría de los casos estos jóvenes son criados por las abuelas, mientras sus padres se encuentran trabajando en otros países para mandarles dinero. Hay que mencionar que la cultura latinoamericana tiene  bastantes diferencias con la cultura española. A raíz de esto cuando los menores llegan a Madrid, chocan con la realidad ya que sus expectativas no se cumplen. Se encuentran con que los padres no viven de maravilla y que ese dinero que les mandaban mientras estaban en Latinoamérica, cuesta bastante sacrificio conseguir. Los padres se ven obligados a trabajar jornadas extensas, en alguno de los casos incluso de internos/as por lo cual no pueden prestar la atención necesaria  a las preocupaciones de  sus hijos. En estos casos también entra en juego el cambio brusco de cultura, relaciones sociales y el interaccionismo simbólico. Las situaciones de conflicto se agravan cuando los chicos ingresan al colegio y no son aceptados por lo compañeros, por el motivo de ser distintos, esto no ocurre en todos los casos pero si sucede, los menores empiezan a tener todavía mas rechazo hacia el país y a la población, donde fueron traídos a la fuerza. La etapa de la adolescencia siempre es difícil pero en estos casos se vuelve todavía mas complicada. Los jóvenes latinoamericanos no quieren acudir al colegio por los motivos expuestos anteriormente y empiezan a exigir a los padres que les paguen el pasaje de vuelta a su país, ya que ahí es donde dejaron a sus amistades y familiares con los cuales mantuvieron relaciones de afecto durante los años de ausencia de sus padres. En cambio las figuras paternales se encuentran confusos puesto que no logran entender el comportamiento de sus hijos y los motivos por los cuales quieren regresar al país de origen. Empiezan a culpabilizarlos sin tener en cuenta sus preocupaciones y  perdidas, a tratarlos como desagradecidos ya que consideran que están haciendo lo imposible para asegurarles un futuro digno. Todos estos factores influyen en ambas partes de manera negativa lo cual provoca graves problemas intrafamiliares. En la mayoría de los casos estos menores deciden abandonar del todo sus estudios, guiándose por dos motivos, por un lado el hecho de no poder establecer relaciones sociales sanas con el resto de los compañeros y por el otro para poder “vengarse” de alguna manera por la incomprensión de los padres.

Es en este momento cuando los jóvenes entran en el estado de triple crisis: adolescencia, familia e inmigración, por ello  empiezan a desarrollar un fuerte sentido de pertenencia hacia su lugar de origen. Al abandonar el colegio o simplemente al saltarse las clases empiezan a buscar a jóvenes latinoamericanos que se encuentren en la misma situación que ellos. Basándonos en la investigación realizada por (Carles Feixa , 2006), al principio son quedadas “inocentes” se basan en relaciones de amistad, que pueden estar condicionadas por el origen étnico o en vínculos de parentesco, sin embargo, con el paso del tiempo estas relaciones van cogiendo más y más fuerza, los chicos empiezan a defender y querer imponer sus ideales a los demás, pasan a pelear por los territorios que creen que les corresponden y se defienden unos entre otros, ya que piensan que no disponen de ningún otro apoyo desde fuera y que no son queridos por nadie. Al defender estos estereotipos poco a poco se van convirtiendo en pandillas criminales, hasta que un día deciden ponerse un nombre sonoro. Asimismo es importante resaltar que este perfil de jóvenes suelen ser consumidores de sustancias estupefacientes por lo cual no es extraño que muchos de ellos decidan ganarse la vida con el trafico de drogas. Hay que mencionar que una vez que pasan a formar  parte de una pandilla los chicos no tienen una relación igual con el resto de sus componentes, de ahí a que sea frecuente que dentro de estos grandes grupos aparezcan subgrupos, entre los que existen lazos afectivos más estrechos. Aunque si es verdad que estos subgrupos defienden a “muerte” a lo que representa su banda en su conjunto. Las pandillas por lo general suelen estar dominadas por hombres jóvenes, aunque cada vez podemos ver más integrantes mujeres, sin embargo aun así siguen siendo una minoría. Generalmente la duración en estas bandas latinas suele ser temporal, cuando alcanzan la edad adulta estos jóvenes deciden abandonar el grupo(Carles Feixa , 2006).Como ya se ha mencionado en el post anterior normalmente al ingresar en las pandillas estos jóvenes le juran fidelidad hasta la muerte y en teoría es imposible abandonarla, pero en la práctica, por lo menos en España estos chicos si disponen de esta posibilidad y suelen aprovecharla, cosa que es menos común en los países de Latinoamérica, donde si son castigados con la muerte, en el caso de las pandilla influyentes como por ejemplo ” Maras Salvatruchas”.

Aunque en Madrid estas pandillas ejercen diferentes actos delictivos como por ejemplo robos a mano armada, extorciones, asesinatos, abusos y tráfico de drogas, no se consideran como organizaciones criminales sino como asociaciones ilícitas. (Carles Feixa , 2006)

En base a todo lo que se ha planteado se puede deducir que los jóvenes que pasan a formar parte de bandas latinas, no lo hacen por simple capricho sino que se ven impulsados a tal acto debido a carencias afectivas, falta de apoyo y respeto en casa y la escuela, sensación de aislamiento y la falta de espacios, asimismo son ignorados por el sistema lo cual les conlleva a buscar la creación de sus propios espacios y su propia cultura, la cual defienden “a muerte”.

Bibliografía

Andrade, E. E. (14 de 12 de 2008). PROCEDIMIENTOS POLICIALES INTERNACIONAL: SEGURIDAD PRIVADA. Obtenido de http://procedimientospolicialesseguriprivada.blogspot.com.es/2008/12/los-jovenes-de-bandas-latinas-anoran-su.html

Carles Feixa . (15 de 02 de 2006). Agrupacion de jóvenes latinoamericanos en el ambito de la justicia en Catalunya. Obtenido de http://justicia.gencat.cat/web/.content/documents/arxius/agrupaciones_latinoamericanos.pdf

Leanid, K. (7 de 2012). Criminalidad organizada y bandas juveniles: reflexiones criminológicas sobre la naturaleza de ambos fenómenos. Obtenido de http://crawl.prod.proquest.com.s3.amazonaws.com/fpcache/30a50fdc92b80ff9eaac2158f5ae62d3.pdf?AWSAccessKeyId=AKIAJF7V7KNV2KKY2NUQ&Expires=1462395141&Signature=%2F4tGD%2B1SKBl

 

Anuncios